Fragmentación del ADN espermático

Hay muchas pruebas de diagnostico a las que las personas afectadas de esterilidad deben someterse, no simplemente para encontrar la causa de ella, sino para poder definir cual será la mejor técnica de reproducción asistida para lograr el embarazo que deseamos.

Esta prueba es mucho más completa que el seminograma, por lo que los resultados que nos da también son mucho más amplios, lo que permite a los médicos especialistas tener una visión más profunda de los defectos del esperma del hombre. El índice de fragmentación de ADN espermático es un dato de sumo valor para los especialistas, ya que este les permite conocer la capacidad fecundante real del hombre.

El hecho de que esta prueba indique que este índice no es el correcto, esto podría dar respuesta a la mayoría de los casos de problemas en la calidad embrionaria, en problemas de implantación y en el desarrollo del embarazo.

En realidad, lo que hace esta prueba es medir el estado de ADN de los espermatozoides, el cual está en la cabeza de estos. La fragmentación de este ADN corresponde a las rupturas de las cadenas del ADN que tienen los espermatozoides. Algunas de estas rupturas se arreglan una vez el espermatozoide ha fecundado el óvulo, pero algunas de ellas, en función del nivel en el que se encuentren, no se podrán reparar con la fecundación, por lo que el embrión no seguirá un desarrollo normal.

Un médico especialista nos recomendará esta prueba cuando en el historial de la pareja haya alguno o varios de los siguientes casos:

Infertilidad idiopática: es una infertilidad de tipo desconocido, el origen de la cual ha sido imposible de determinar con otras pruebas.
- Tres fallos consecutivos en técnicas de reproducción asistida.
Mala calidad embrionaria
- Casos de aborto de repetición
- Varicocele
- Varones de edad avanzada
- Leucospermia
Infecciones en el tracto urinario
Cáncer testicular
Radio/quimioterapia.

 Las técnicas que más se utilizan para estudiar la fragmentación del ADN espermático se dividen en dos grupos en función de la técnica que se aplica. Unas buscarán desnaturalizar el ADN para encontrar la susceptibilidad diferencial, mientras que las otras buscarán cualquier rotura en la cadena del ADN, lo cual afecta la capacidad reproductiva.

-          TUNEL: Busca mediante la coloración de los extremos de las roturas del ADN las fragmentaciones de este.

-          SCSA: Con esta técnica, los especialistas colorearan  dos cadenas de ADN, una simple y otra compuesta. El ADN fragmentado se visualizará de color roja, ya que no tolera bien esta coloración.

-           SCD: Esta técnica aplica ácido en las cadenas de ADN y las somete a un proceso de desprotenización. En función de si hay o no bucles en la cadena, se crearán halos en la cadena; si no se crean halos, indicará que la cadena de ADN está fragmentada; es decir, el ADN del espermatozoide no sufre de desfragmentación.

-          COMETA: En esta prueba, los núcleos desproteinizados se someten a electroforesis y el ADN fragmentado avanza por acción del campo eléctrico, dando como resultado la imagen de una cometa.

El hecho de que se aconseje o se realice esta prueba en algunos casos es debido a que se han encontrado relaciones entre la fragmentación del ADN y los parámetros seminales anormales. Cuando el seminograma ofrece estos parámetros anormales, los médicos especialistas pueden pedir esta prueba para tener una más conocimiento tanto sobre la calidad de los espermatozoides así como de su cadena de ADN.

Esta prueba, además, ofrece unos índices de fragmentación, los cuales han sido asociados con el potencial fertilizante de la persona. Con estas relaciones, los médicos podrán aconsejar mejor sobre la técnica de reproducción a practicar en el caso que la pareja decida tener un embarazo.

Las relaciones entre estos índices es la siguiente:

-          Índice de fragmentación menor al 15% - Potencial fertilizante excelente

-          Índice de fragmentación entre el 15 y el 24% – Potencial fertilizante alto

-          Índice de fragmentación entre el 25 y el 30% - Potencial fertilizante medio

-          Índice de fragmentación superior del 40% – Potencial fertilizante muy bajo

Este índice de fragmentación es muy importante a la hora de escoger una técnica de reproducción asistida, ya que estas se ven muy afectadas por él. El motivo de que estas técnicas se vean tan afectadas por este índice es debido a que el éxito de ella está en que las células reproductivas estén íntegras, sin problemas en sus estructuras.

Aunque los médicos escojas las células que presente mejor estado, esto no implica que algunos de ellos tengan defectos en la calidad de la información genética que tienen almacenada, por lo que las técnicas pueden ser menos exitosas.

Se ha podido constatar, además, que los varones con una edad superior a los 45 años presentan unos parámetros seminales anómalos y, con mayor frecuencia, una mayor disminución en la movilidad de los espermatozoides. Esto implica que pueda haber también una tasa de fragmentación del ADN de los espermatozoides mucho más elevada que en varones de menor edad y, por ello, se suele pedir más esta prueba en estos varones de más avanzada edad.


Esto podría resultar en el principio de una cura si los estudios siguen avanzando de manera positiva, pero hasta la fecha, la única solución es probar con las técnicas de reproducción asistida y, en ocasiones,  varias veces para que una de ellas sea exitosa y se consiga el embarazo deseado por la pareja.Aunque no se haya podido comprobar del todo, existen unos estudios en los que demuestran que la administración de 1g diario de vitaminas C y E, durante un período de tiempo controlado por los médicos, reduce el proceso degenerativo de estas células, por lo que también se reduce el índice de fragmentación espermático.

En cualquier caso, los médicos especialistas obtendrán los resultados de esta prueba y los relacionarán con el resto de los resultados obtenidos de otras pruebas y de las que se haya realizado la mujer. Con esta visión más amplia del historial de la pareja, este podrá aconsejar a la pareja la técnica de reproducción que mejor se pueda adaptar a ellos, teniendo todos los resultados en cuenta.

Esta técnica es completamente indolora, ya que todas las pruebas se practican con una muestra de semen aportada por el paciente. Los resultados pueden tardar algunos días en llegar, ya que estas pruebas se realizan en laboratorios. El hombre no necesita ninguna preparación en especial para ella, por lo que no deberá de preocuparse por nada.

Durante la espera de los resultados y, si estos salen positivos, es posible que el hombre necesite la máxima atención y soporte por parte de su pareja. Es importante que ante sensaciones de ansiedad, nerviosismos, etc., la pareja acuda a su médico especialista y le exponga todo lo que les sucede y cómo se sienten.

Es importante tener un buen soporte psicológico para pasar por todo este proceso. Normalmente, las parejas que se someten a técnicas de reproducción asistida, ya disponen de este servicio en la propia clínica en la que se someten a él, pero en el caso de las pruebas de diagnostico, este servicio puede no incluirse y la pareja deberá pedirlo si lo considera necesario.

Debemos recordar que factores como los psicológicos pueden hacer que los embarazos naturales o las técnicas de reproducción asistidas resulten en fracaso y, por ello, las parejas que se sometan a ellas deben pasar este proceso de la mejor manera.

Recordar también que los estilos de vida que el hombre haya llevado durante los últimos años de su vida pueden ser también de gran importancia en la infertilidad. Si sigue manteniendo ciertos hábitos, ahora será el momento de cambiarlos, ya que será cuando el médico más se lo pedirá.

Los hábitos que pueden dar problemas en la fertilidad de los hombres están asociados a un consumo elevado de drogas u otras sustancias, de café, alcohol, tabaquismo, etc. Por ello, será importante que el hombre, pero también la mujer, hagan todo lo posible para seguir unos buenos hábitos de vida así como llevar una dieta equilibrada.

El médico les sabrá recomendar cuales son los productos que más se deben consumir y los que no, por lo que es posible que la pareja deba cambiar su dieta. Es posible también visitar a un dietista para que nos ofrezca una dieta sana y equilibrada teniendo en cuenta nuestro historial y la búsqueda del embarazo mediante las técnicas de reproducción asistida.

Por último, mencionar que como cualquier otra prueba que se realice al hombre o la mujer, esta prueba será indicativa del origen de la infertilidad y podrá ser tratada mejor por los médicos. Aun así, se debe recordar que no hay ninguna prueba ni técnica de reproducción que sea 100% exitosa, hecho que las personas que vayan a someterse a ellas deben ser muy conscientes para luego no tener disgustos mayores.

Los médicos serán los encargados de comentar los índices de éxito que estas técnicas pueden tener en cada caso que se apliquen, pues cada uno será diferente en función de las características del hombre y de la mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *