Perfil hormonal

El perfil hormonal es otra de las pruebas de diagnostico que se van a hacer para poder encontrar las causas de la infertilidad, tanto en el hombre como en la mujer. Cada uno de ellos, produce unas hormonas, las cuales pueden afectar a la fertilidad de ellos; este estudio revelará si hay cualquier nivel de hormonas fuera de lo corriente, por lo que se pueda causar la esterilidad en la pareja.

Esta prueba de por sí no es suficiente y tanto el hombre como la mujer deberá pasar por otras pruebas de diagnostico, para que le médico especialista pueda tener toda la información posible para recomendar la mejor técnica de reproducción asistida.

Perfil Hormonal Masculino

El perfil hormonal esta formado por varias hormonas, cada una de ellas especifica para regular una parte en concreto de las funciones del cuerpo.

-          Hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH): esta es una hormona que se segrega en el hipotálamo, el cual está situado en el encéfalo. Esta hormona es la que se encarga de liberar la gonadotropina.

-          FSH y LH: Estas hormonas masculinas se forman en el encéfalo y son liberadas por la hipófisis.

-          Testosterona: Esta es la hormona que se produce en los testículos del hombre.

Funciones de las hormonas

Como hemos dicho, cada una de las hormonas que se liberan en el cuerpo del hombre tienen una función concreta respecto a la reproducción. La primera de las hormonas que empieza el ciclo es la GnRH, la cual estimula la hipófisis del hombre para que empiece a crear y liberar las hormonas LH y FSH.

La LH es la hormona que estimula la hormona Testosterona en los testículos. Esta secreción de LH empieza a segregarse durante la pubertad y actúa sobre las células de Leydig, las cuales se localizan en los testículos. Esta hormona provoca la maduración y la producción de la testosterona.

Por otro lado, la FSH es la hormona encargada de regular la espermatogénesis, que es el proceso por el que se forma el esperma en los testículos. Los testículos están formados por más de  900 tubos con forma de espiral, los cuales se conocen como túbulos seminíferos. En estos túbulos es dónde se producen los espermatozoides, los cuales son luego mezclados con el líquido que da lugar a la sustancia que conocemos como semen.


El estudio hormonal del varón intenta determinar la causa de una disfunción eréctil o bien una baja calidad del semen. Por ello, en el estudio del perfil hormonal del hombre, se estudian las hormonas LH, FSH, Testosterona, la dihidrotestosterona y la prolactina, las cuales son las que están relacionadas con la infertilidad en los hombres.

Este estudio buscará encontrar bajas concentraciones de hormonas, las cuales pueden ser la causa de la infertilidad del hombre. Una vez se hayan determinado cuáles son las hormonas de las que se tiene una baja concentración, el médico especialista será el que nos dirá qué debemos hacer para solucionarlo. Siempre se probarán tratamientos con hormonas antes de proceder a una técnica de reproducción artificial, pero en el caso de que el tratamiento con hormonas no funcione, se deberá recurrir a alguna de estas técnicas para poder lograr el embarazo.

Perfil hormonal femenino

En el caso de las mujeres, también se hace este estudio con la misma finalidad: encontrar bajas concentraciones de las hormonas femeninas que no permitan un embarazo. En el caso de las mujeres es distinto, ya que segregan más hormonas y, por tanto, puede haber más riesgo.

Las hormonas femeninas que intervienen en la reproducción son:

-          GnRH: Esta hormona, como en el caso de los varones, se libera en el hipotálamo de la mujer, el cual está situado en el encéfalo.,

-          FSH Y LH: Ambas hormonas se producen en la hipófisis, la cual está situada también en el encéfalo de la mujer. La FSH es la hormona que estimula el folículo, mientras que la LH es la hormona luteinizante. Ambas tienen mucha importancia en la maduración de los óvulos.

-          Estrógenos y progestágenos: Estas hormonas son ováricas y ayudan al ciclo reproductivo de la mujer, por lo que están muy relacionadas con la infertilidad femenina.

En el caso de la mujer, a diferencia del hombre, las hormonas no están presentes en cantidades constantes siempre, sino que segregan en función de la etapa del ciclo reproductivo de la mujer.

El ciclo reproductivo de la mujer se divide en dos fases, por lo que respecta a las hormonas: fase folicular y la fase luteínica.

En la primera fase aumentan las concentraciones de las hormonas FSH y LH, por lo que los folículos que contienen los óvulos empiezan a crecer. En esta fase, suelen crecer entre 6 y 12 folículos. Estos folículos, cuando crecen, generan un líquido rico en estrógenos, los cuales se encargan de que el endometrio crezca y se renueve en cada ciclo. Después de una semana aproximadamente, algunos de los folículos crecerán más que los otros, los cuales involucionarán. Esta fase es muy importante ya que es cuando se produce la maduración del óculo.

A mitad del ciclo reproductivo de la mujer, las hormonas FSH y LH aumentan considerablemente, llegando a su pico más alto. Estas hormonas son las que estimulan la ovulación y hacen que se rompa el folículo, el cual liberará el óvulo completamente maduro para su fecundación.

En la segunda fase, en la fase luteínica, es cuando algunas de las células de los folículos rotos se convierten en el cuerpo lúteo, provocado por la LH. Este cuerpo lúteo empieza a segregar enormes cantidades de las hormonas progesterona y estradiol. La progesterona será la hormona encargada de preparar el endometrio para una posible implantación del óvulo fecundado en él.

Si el óvulo no es fecundado, empieza la involución de cuerpo lúteo, convirtiéndose en el cuerpo albicans, durante el cual se dejan de segregar las hormonas de la progesterona y los estrógenos. Con la falta de estas hormonas, es cuando se produce la menstruación.

Si el óvulo ha sido fecundado, este se implantará en el endometrio el cual ya ha sido previamente preparado para ello y el cuerpo lúteo continuará produciendo la progesterona, la cual será la encargada de dar positivo en el test del embarazo después de unas 2 semanas de la fecundación.

El hecho de que algunas de estas hormonas no funcionen correctamente en el cuerpo de la mujer es lo que puede producir la infertilidad. Por ello, este estudio será uno de los más importantes que el médico tendrá, juntamente con otras pruebas complementarias, para saber qué es lo que causa esta infertilidad en la mujer.

Si la causa de la infertilidad se reconoce en las hormonas, la mujer será sometida a un ciclo de hiperestimulación ovárica, haciendo que  el cuerpo estimule, mediante medicamentos, la producción de estas hormonas. Si el tratamiento es efectivo y hay esta hiperestimulación, la mujer podrá quedar embarazada si tener que recurrir a una técnica de reproducción.

Sin embargo, si la mujer no consigue quedarse embarazada después de este tratamiento, será el momento en el que el médico puede pedir más pruebas de diagnóstico, en busca de otros factores, o bien podrá aconsejar directamente la técnica de reproducción asistida que mejor se ajuste al historial de la pareja.

En cualquier caso, es importante mantener siempre un estilo de vida saludable para evitar esta disminución de las hormonas en nuestro organismo, ya que se sabe que varios tipos de vida pueden influir directamente en la producción de ellas.

Los estudios revelan que personas, ya sean hombres o mujeres, los cuales han abusado de ciertas sustancias, como pueden ser el tabaco, las drogas, el alcohol o el café tienen más posibilidades de estar afectados de infertilidad, justamente porqué estos afectan a la producción de las hormonas reproductivas del cuerpo y, sin las que no es posible lograr el embarazo.

Por ello, es muy importante evitar el consumo de estas sustancias tanto como sea posible y, en caso de haberlo hecho, sería sumamente importante que se dejen de consumir mientras se busca un embarazo, ya sea mediante tratamientos con hormonas o bien mediante cualquier técnica de reproducción asistida.

Además, será importante notificar al médico del consumo de cualquier medicamento que nos estemos tomando cuando se empieza un tratamiento con hormonas, ya que pueden ser contrarios y dejar sin efecto alguno de ellos. El médico será el mismo que nos preguntará cerca de cualquier medicamento que estemos tomando, pero es necesario indicarle cualquier medicamento, con o sin receta médica, que estemos tomando así como cualquier complemento vitamínico, etc.

El perfil hormonal es una de las pruebas de diagnóstico que mejor funcionan, ya que permiten ver cualquier anomalía referente a la producción de estas. Sin embargo, si las hormonas están correctas, será necesario continuar buscando, mediante otras pruebas, las causas de esta infertilidad para poder ser tratada, por lo que la prueba del perfil hormonal no es suficiente muchas veces para diagnosticar una infertilidad, ya sea en el hombre o en la mujer; los médicos especialistas de cada uno de ellos, sabrán escoger las otras pruebas de diagnostico a realizar para encontrar las causas de la infertilidad y el tratamiento más efectivo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *